Ir al contenido principal

Deliración 38: Que trata de un viaje que hice.-

Y trepé montes, montañas y sierras y crucé desiertos, pueblos y ciudades y aldeas y paradores, y nadé ríos, mares y océano, e hice dedo y tomé colectivos y taxis y me colgué de trenes y me colé en barcos y aviones y caminé y troté y gateé como un desgraciado pero al final llegué y golpeé a tu puerta o toqué timbre, no me acuerdo, y me atendiste y me dijiste hola y me besaste en la mejilla y no me abrazaste ni me sacudiste ni me zamarreaste ni gritaste como una loca y entonces comprendí que sólo yo había hecho el viaje y que vos apenas te moviste y que tenías razón... para qué molestarse.