Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de julio, 2008

Deliración 299: Yo... quién sabe?

El correo venía desde México y de parte de un viejo amigo de aquella ciudad que no me vio nacer: me ofrecía escribir una historia, un guión sobre un asesino en serie... y dije que sí...

Deliración 298: Yo, tester.-

Tras un año en una multinacional del rubro informático, gano plata, cobro un sueldo que me permite vivir, un salario que me brinda la oportunidad de ir al cine, comprarle ropa a mi mujer, pagar el alquiler y salir a comer: me subsidian mensualmente por ser alguien que cómodamente no hace nada con su vida más allá de costear sus caprichos...

Deliración 297: Yo, Tester.-

No sé cuántos meses en una multinacional del rubro informático me llevó darme cuenta de que todo es una broma; de nada sirve mi trabajo, sólo se trata de un eterno proceso que mastica datos y no asimila ni regurgita nada: un sistema cerrado, sólo un gran método y nada más: no importan los resultados sólo las estadísticas que se obtengan de los mismos para que la lectura que se haga de éstas sea tan sólo una estructurada mentira, un porcentaje... y en ese porcentaje se iría mi vida...