Ir al contenido principal

Deliración 96: Sobre esos flacos que juegan al futbol.-

Siempre me llamó la atención que a nadie le llame la atención que esos pibes flacos, demasiado flacos y lungos, que se paran en ese y escupen cuando la pelota se va al lateral, se lleven las manos a la cintura, pero al revés, con los pulgares para adelante y los otro ocho dedos, generalmente, para atrás. Para mí, no sólo es rarísimo, sino, también, sumamente incómodo.