Ir al contenido principal

Deliración 113: Introducción.-

Realmente admiro la valentía de este tipo, pues que hay que tener coraje para publicar semejante bodrio, firmarlo como propio y hacerse cargo del bardo inminente. Un aplauso para él, por su descaro.

Orson Cafrune