Deliración 117: Un tipo despilfarrado.-

Dedicó su vida a los demás por mero temor a vivir una propia. Tras esa mártir voluntad filantrópica se escondía el terror al fracaso. La cobardía, en muchos casos, se disfraza de sacrificio y abnegación. Para los demás, era casi romántico. Murió joven, con un terrible dolor en el pecho.