Deliración 126: Comportamiento ante la primera helada del año.-

Bombeé hasta que cayó la herrumbre, encendió el piloto y arrancó el calefactor despidiendo ese olorcito a tierra quemada de las casa de campo... pero, ay, hubiese dado mi reino por unos burletes...