Deliración 137: ¿Qué será?

No, no es miedo; es odio, rencor, desprecio por tanta humillación, abandono y menosprecio; y es capricho y es amor y es cariño y es ternura y es desprecio y es rencor y es odio, tanto odio y tanto amor, y es mi odio y es mi amor y es mi último recurso y sí, es miedo; miedo a ser olvidado o, tal vez, a perderlo definitivamente.