Ir al contenido principal

Deliración 143: Vocación.-

Recientemente descubrí que la hobietización de mi vocación se debe a una suerte de vergüenza existencial producto de una diferencia radical de intereses con aquellos de quienes requiero aprobación. De ahí quizá esta culpa y esa predisposición innata a ofrecerme voluntario a ofrendarme a los demás sin exigir nada de nadie a cambio. De ahí talvez este huir de mí mismo constante e insoportable.