Ir al contenido principal

Deliración 149: Un zumbido para el resto de su vida.-

Era otra idea mediocre sobre otra estúpida historia de amor que terminaba en desgracia y en una discusión y en una pelea y con una patada en la cabeza por parte de ella y una hipoacusia bilateral por parte de él y en un ir y venir por un mundo mudo y muy poco cinematográfico y en un existir insonoro e insípido cuya vocación nostálgica se reducía a tratar de reproducir en su memoria las ches, las erres y las tes criollas de palabras tales como tarro, encastre y chorizo y ese zumbido agudo que anulaba memoria alguna, un zumbido atroz, alienante, aturdiente, vigiliante y ayunante; un zumbido para el resto de su vida.