Deliración 166: Remate indiscutible.-

"Bueno, pero después de todo es buen tipo", dijo ella en su afán de calmar la violenta purga que su marido llevaba a cabo en razón de su hermano.
"Pero y qué esperabas? Lo único que le faltaba es que además sea un hijo de puta también?", y la verdad es que no había manera de contradecirlo.