Deliración 174: De mi diario no valer nada y demás deliraciones apropiadas.-

Poco hay que yo imagine; la estupidez, lo ridículo y locura me rodean y yo sólo registro lo que veo a mí manera... y sólo en eso hay algo cierto: las palabras están ahí, en torno al todo, torneando y rotulando el universo de aquellos que simulamos ser lingüístropos a la espera de nuestra luna llena.