Ir al contenido principal

Deliración 190: Recapitulando...

"Coincidíamos en altura, por lo que generalmente compartíamos el final de esas filas paralelas separadas por genero, a un brazo de distancia uno del otro, esperando ingresar al aula, ésas que, de no ser por Güemes y Paso, siempre llevaron el nombre de algún prócer intrascendente que nunca nos enseñaron, y era una de verte sonreír y hacerte reír e inventarte juegos y regalarte artesanías pobres en técnicas de papel, lana y cartón que improvisaba entre nuestros pupitres", pensaba.