Ir al contenido principal

Deliración 200: Cuatro - Primera llamada telefónica.-

"Pero qué me importa quiénes son tus amigos, ni cómo anda tu familia, ni qué te pasó hoy en el trabajo, en la facultad o donde sea; acaso no soy lo suficientemente interesante para que hablés únicamente de mí y de nada más que de mí", dijo ofendido y se sentó a esperar la respuesta con las patas cruzadas y relojeando el vidrio de la puertita de la cabina que espejeaba su reflejo gracias a la luz que el mismo emanaba.