Ir al contenido principal

Deliración 216: Recapitulando...

"Por más que me esforzara, no recordaba el nombre, por lo que le inventé otro que con el tiempo olvidé también; mas, si mal no recuerdo, pretendía para su destino lo que otros esperaban de mí. No supe jamás qué fue de su vida, ni de su antes ni de su después, sólo suposiciones que especulé mientras duró aquel durante que compartimos juntos. Su sonrisa, aún la más bella, justificó tanta espera, y su recuerdo, aun incompleto, tanta ausencia", pensaba.