Ir al contenido principal

Deliración 229: Recapitulando...

"De ella tan sólo malos recuerdos: la fantasía de un culebrón complicado; mas, sin embargo, la charla y las horas y el nuevo ánimo, entendido como el coraje de animarse -sólo apenas y a duras penas-, amortizaron la locura de su pánico contagioso y el desprecio de mis días. Sín ella, a duras penas hubiese hablado, y es por eso, y a mi pesar, que le debo tanto", pensaba.