Ir al contenido principal

Deliración 253: Peralta & Muniagorri contra lo muerto vivo...

33.-
Subjetiva de alguien avanzando por el pasillo.
Llega a una puerta. La mano de la Zulema se extiende hacia el picaporte y la abre.
Dentro, la habitación de mama tota.
Ella y don Bernardo se vuelven hacia el ojo de la cámara.
Contraplano: La Zulema, empuja a la Malenita dentro. Entonces toma su escopeta con las dos manos.

ZULEMA
Se vienen los finaditos mama tota...

MAMA TOTA

Ay si... escuchamos las cacerolas... son muchos, no?


ZULEMA

Mucho, si... encierrensen acá... y cuídenmen a la nena..


MAMA TOTA

Ay, si... vení queridita... vení con mama... que debes estar aterrorizada, pobrecita... Bernardo... la caja, Bernardo...

Bernardo asiente, se vuelve y entre las porquerías que hay dando vueltas por ahí saca una caja... la abre y saca unos cartuchos de dinamita.
Se vuelve hacia mama tota.
La Zulema los mira.

MAMA TOTA
Más vale morir así que en manos de los finaditos, viste?


ZULEMA
Le cierro acá, no?


MAMA TOTA

Si querida... cerrá ahí... y suerte... la van a necesitar...