Ir al contenido principal

Deliración 261: Peralta & Muniagorri contra lo muerto vivo...

40.-
EN LA SALA DEL RANCHO.

MUNIAGORRI
Si, páseme uno Peralta...


Peralta le tira un atado. Muniagorri saca un cigarrillo, agarra un palito del fuego y lo prende.
Lo fuma.
Lo goza.

MUNIAGORRI
Ah... que increíble lo que relaja un pucho, no?

PERALTA
Está más tranquilo ahora, Muniagorri?

MUNIAGORRI
No, me dieron ganas de cagar nomas...

PERALTA
Otra vez?