Ir al contenido principal

Deliración 287: Yo, Tester.-

En mi primer día en una multinacional del rubro informático, nos llevaron al sótano del edificio y nos hicieron armar -en el más técnico y lúdico de los sentidos- nuestras propias PC sobre una enclenque mesa de jardín de plástico: eramos seis en la isla, no teníamos internet ni espacio y encima me tocó una de las patas de la mesa, por lo que debía recoger mis piernas en un rodete demasiado peronista...