Ir al contenido principal

Deliración 347: Ya no descubro tanto como antes...

En las notas del cuaderno descubro que no es acné, mis granos, sino ampollas de grasa y me digo que son pequeñas vertientes lipídicas que manan de mi rostro y brazos alimentadas, supuse yo en ese talvez, por un prominente núcleo cebáseo que crece y se almacena colestorolíticamente detrás de mis ojos, aplastando bulbos, nervios y gángleos. De mis mucosas y demás cerúmenes, la próxima...