Ir al contenido principal

Deliración 379: Las hormigas
Primera sesión 7

_ Entonces empezamos a tirar ideas para otros proyectos y para armar la productora, pero en cierto momento como que el proyecto se pincho, no? y quedó ahí, en la nada... Sin embargo yo quedé muy enganchado con la idea ésta de escribir. Hacía tanto que no escribía que cuando volví a hacerlo, y encima de esa manera tan natural y con tanta gracia... gracia por la chispa, digo, no por lo gracioso. Bueno, le decía que cuando volví a escribir me hizo sentir tan bien y tan seguro de mí mismo como hacía tiempo que no me sentía.


Para qué escribo, pensé. Por qué? Cómo surgió todo esto? El placer y la vergüenza; y de repente, la sonrisa de una profesora leyendo uno de mis cuentos.