Deliración 404: Las hormigas
Inundación y rituales 12

- Y qué querés hacer?
- No sé, nada, qué sé yo?
- Y entonces?
- Pasa que siento que llegué al límite de mis posibilidades, eso es... ya no puedo hacer más nada, ya no puedo ser nadie más que yo mismo... antes por más que no hiciese nada, siempre me quedaba esa posibilidad de consuelo y ahora ya ni siquiera eso tengo... soy lo que soy y punto, esposo y padre, nada más. Ya no puedo siquiera pensar en otros yo, no sé, yéndome de mochilero por el mundo...
- Y seguís con eso del viaje por el mundo? Culiau, te fuiste tres veces de mochilero a la sierras en tu vida y seguis con esa idea de irte por el mundo a dedo, dejate de joder...
- No importa, gordo... el tema es que ya no lo voy a poder hacer...
- Pero si antes que podías no lo hiciste, justo ahora que vas a tener un hijo lo queres hacer?
- Pero no lo quiero hacer ahora, era un ejemplo nomás...
- Ejemplo de qué?
- De lo que ya no voy a poder hacer nunca más.
- Si querés lo podés hacer, tenés que animarte nomás.
- No es cuestión de animarme, el tema es que con Miriam y el pibe ya no lo voy a poder hacer nunca más en mi vida.
- Y por qué?
- Porque no, cómo los voy a dejar solos?
- Y llevatelos si tanto te querés ir de viaje.
- Pero lo del viaje era un ejemplo, es lo mismo que con las minas o cualquier otra cosa que alguna vez quise hacer, boludo.
- Con las minas? Qué minas?
- No sé, cualquiera...