Deliración 414: Excusas para deprimirse

Lo peor del exhibicionismo de las redes sociales es comprobar que aquellas personas que alcanzaron cierta relevancia en nuestras memorias hayan logrado llevar una vida tan aparentemente feliz y satisfecha lejos de la nuestra... ¿Cómo pueden sonreir siquiera? ¿Tan poco les he importado?