Ir al contenido principal

Deliración 517: Sereno 17

Cuenta que el resto de la jornada se la pasó despierto, que no recuerda si volvió a su casa ni si durmió algo durante el día; sólo que, cuando llegó la noche, se descubrió sentado en el escritorio del edificio de Laprida y Cañada. No recuerda haber llegado ni haberse cruzado con nadie, pero supone que debe haber conversado con más de alguno porque tenía el termo cargado con agua caliente (gauchada que solicitaba a distintos inquilinos al azar).

Cuenta que habían pasado más de ocho meses desde la última cacería. Si bien no refiere detalles, esa última vez no la había pasado tan bien tampoco, pues que no había alcanzado el orgasmo. Ya no lo disfrutaba tanto; de hecho, se había aburrido.

Cuenta que sin saber muy bien qué hacer, revisó entonces su teléfono por pura costumbre. La primera publicación que se manifestó en Instangram fue la última de Luciana: la portada de un apunte fotocopiado que leía "Estática y Resistencia de Materiales" junto a un mate cebado y su mano con uñas pintadas de negro acariciando el título. Bajo la imagen, su descripción prometía "Estudiando sola en casa #finales !!!"

Cuenta que lo tomó como una invitación y subió al 4to piso.